• Sandra Madrigal

Más horas en la oficina no significa mayor productividad


La productividad es el indicador que mide la cantidad de servicios y/o productos generados por cada recurso (tiempo, capital, mano de obra, etc.) empleado en su elaboración dentro de un periodo de tiempo. Este indicador nos permite medir la eficiencia del trabajo hecho en una empresa u organización. El nivel de productividad está relacionado directamente con el crecimiento de una organización, pues este permite obtener una mayor rentabilidad.


Tradicionalmente, se tiene la percepción de que mientras más largo sea el turno laboral, mayor será el trabajo realizado en la organización. No obstante, diversos estudios han demostrado lo contrario. Actualmente, no existe una relación proporcional entre las horas laborales y la productividad en una empresa.


Un ejemplo de esto es el caso de México. Dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, México es el país latinoamericano que más horas trabaja y el que ofrece menos vacaciones al empleado en su primer año laboral.


Según datos de la OCDE, en el 2021, los empleados en México trabajaron un promedio de 2,149 horas en todo el año, mientras que trabajadores de países como Alemania y Dinamarca invirtieron un promedio de 1,350 horas. Los mexicanos laboraron un 35% más que el promedio de estas dos nacionalidades europeas.



Sin embargo, aunque México encabeza la lista de los países que más horas invierten en el trabajo, el país ocupa el penúltimo lugar en el listado de productividad laboral, estableciéndose solo por delante de Sudáfrica.


En el 2021, México obtuvo 95 puntos en el índice de productividad laboral, mientras que países como Alemania y Dinamarca, siendo estos los que menos tiempo laboran en Europa, alcanzaron un puntaje mayor, 106 y 108 respectivamente.



Un artículo publicado por Harvard Business Review afirmó que los trabajadores que gozan de jornadas laborales reducidas y una mayor cantidad de días vacaciones tienden a mostrar una mayor productividad, pues la relación entre la vida personal y laboral se encuentra bien equilibrada.


Uno de los beneficios de descansar lo suficiente de la carga de trabajo, es que el profesional podrá generar nuevas ideas ante los diferentes retos y situaciones que puedan surgir dentro de la empresa. Tomarse un periodo de vacaciones permite mejorar la salud física y mental, combatir los síntomas de la depresión, revitalizar el funcionamiento del cerebro, ayudar al desarrollo de la creatividad, y mejorar la calidad de sueño.


La forma en cómo trabajamos impacta directamente en la productividad de nuestra empresa. Es imprescindible trascender de la cultura tradicional laboral y descubrir nuevas formas de trabajar que beneficien tanto al trabajador como a la organización.


A continuación te presentamos algunos consejos para mejorar los niveles de productividad en tu empresa para que exista un balance positivo entre la vida personal y laboral de tu equipo:

  • Invierte en tecnología. Actualmente, es indispensable incorporar herramientas tecnológicas en tu organización que te permitan realizar de manera más rápida, eficiente y automática algunas de las tareas más recurrentes.

  • Incorpora un sistema de motivación. Esta forma de trabajo permitirá que tus empleados se sientan más motivados y comprometidos hacia la organización. Esto se puede lograr a través del logro de objetivos, reconocimientos y recompensas.

  • Apuesta por desarrollar el trabajo en equipo. El trabajo en equipo favorece la motivación, estimula la creatividad e incrementa el sentimiento de pertenencia a una organización. También, facilita el cumplimiento de los objetivos y potencia las habilidades sociales de los empleados.

  • No satures la agenda de tus empleados de llamadas y reuniones. Es recomendable organizar las tareas en bloques de 90 minutos y brindar tiempos de descanso entre cada bloque. De igual manera, es recomendable limitar el tiempo de las reuniones a un máximo de 40 minutos para cuestiones importantes y 15 minutos para las actualizaciones de estado de los proyectos.

  • Mantén un canal de comunicación efectivo. De esta manera, los diferentes equipos de trabajo podrán permanecer coordinados y en sintonía.

  • Evita multitareas (multitasking). Para aumentar la productividad y obtener mejores resultados es necesario permitir que tus empleados puedan centrarse en una sola tarea a la vez. Hay estudios que afirman que eso ayuda a mejorar la capacidad de pasar de una tarea a otra de manera más productiva.

  • Proporciona un buen ambiente laboral. Incentiva una buena relación interpersonal, permite una comunicación transparente y vertical, promueve el desarrollo profesional y abre un espacio para la aportación de ideas.

  • Otorga más autonomía a los colaboradores y permite mayor flexibilidad laboral. Por ejemplo, la implantación de modelos híbridos de trabajo facilita la conciliación de los empleados mientras se fomenta una sinergia positiva del contacto diario entre los equipos.

  • Al proporcionar períodos más largos de vacaciones, los empleados experimentan numerosos beneficios a su salud, lo cual se ve reflejado directamente en el incremento de su productividad.


La productividad no se mide en horas, sino en la capacidad que tengamos al eficientar nuestro trabajo. En orkesta podemos ayudarte a mejorar la productividad de tu empresa con diferentes herramientas tecnológicas. Si quieres mayor información, visita nuestro sitio web www.orkesta.net o bien, escríbenos a info@orkesta.net para brindarte atención personalizada.


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo